• Redacción Apyt

Responsabilidad Social, eje transversal en la estrategia de negocio de Industrias COR

  • Premio al Mérito Empresarial, reconocimiento que otorga la Secretaría de Desarrollo Sustentable en Querétaro

  • Los cuatros ejes principales son la ética empresarial, la calidad de vida de los colaboradores, el cuidado y preservación del medio ambiente, así como la vinculación con la comunidad

Ante la necesidad de las empresas en tiempos de pandemia por implementar acciones y políticas que aporten valor a la seguridad de sus colaboradores, la prevención del medio ambiente y una vinculación segura con la comunidad, Industrias COR S.A. de C.V. mejor conocida como Lyncott, recibió a principios de este mes, el Premio al Mérito Empresarial, reconocimiento que otorga la Secretaria de Desarrollo Sustentable en Querétaro en coordinación con el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey por implementar prácticas políticas y programas enfocados a la Responsabilidad Social, así como por haber obtenido, dos años anteriores consecutivos una mención honorífica dentro de dicho premio, al implementar todas las recomendaciones de mejora y preservar la salud y economía de los colaboradores en tiempos de pandemia.


Si bien la presencia de la pandemia, fue un motor para el despertar de la conciencia de empresas y personas por mantener cuidados extenuantes ante una situación inesperada, no lo fue para Lyncott, ya que contrario a esto ayudo a robustecer sus acciones y planes ya establecidos.


La ausencia de planes que favorezcan a la comunidad, colaboradores y negocio se relacionan proporcionalmente con el éxito o fracaso en los negocios. Actualmente tan solo en el estado Querétaro la afectación económica por la presencia del Covid-19 ha generado importantes afectaciones. Por citar un ejemplo de acuerdo al Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), correspondiente al cuarto trimestre de 2020, se precisa que el sector secundario es la actividad más afectada el año pasado en la entidad el cual registró una caída de 12.6% en 2020.


“Han sido ya varios años en los que como empresa nos hemos enfocado a establecer planes y objetivos de manera metódica y con total seriedad para ejecutar acciones diarias hacia la Responsabilidad Social”, mencionó la Lic. Nayeli Ignorosa Camps, Directora de Recursos Humanos.


La gestión de Lyncott, está basada en cuatro ejes principales que son la ética empresarial, la calidad de vida de los colaboradores, el cuidado y preservación del medio ambiente, así como la vinculación con la comunidad.


CALIDAD DE VIDA.

Creado para influir de manera directa en el bienestar y fortalecimiento de los colaboradores, familias y consumidores bajo un modelo de bienestar que ayuda a enfocar sus acciones en cinco pilares muy importantes: Social, Cultural, Capacitación y Desarrollo, Económico y Salud. El programa tiene como objetivo crear un ambiente de armonía y equilibrio para el desarrollo personal y profesional.


MEDIO AMBIENTE.

Como empresa productora de alimentos consiente del impacto en el uso de recursos naturales tan importantes como el agua. Está comprometida con acatar todas las medidas necesarias para preservar este vital líquido y mitigar su impacto ambiental en términos de energía, GEI (Gases de Efecto Invernadero), así como cualquier otro impacto derivado de la producción. “Hemos implementado planes internos para garantizar el control y preservación del agua, consientes de nuestro rol y el valor que tiene la preservación y cuidado de este vital líquido para el medioambiente” aseguró la directora Nayeli Ignorosa.


VINCULACIÓN CON LA COMUNIDAD.

Acción que adquiere vida a través de la Fundación Lyncott cuya misión es el empoderamiento juvenil, a través de su formación integral, para promover la plenitud humana. Además, están comprometidos con generar un impacto positivo en todas las localidades y Estados de la República Mexicana en donde tienen operaciones.


Asimismo, como industria enfocada a los lácteos han decidido explorar a través de iniciativas enfocadas a la alimentación, el acceso a éstos, la nutrición y el consumo responsable, tarea que han de definir sobre la identificación en su localidad, el alcance de sus operaciones, y la relevancia de las iniciativas. Siempre con un enfoque para garantizar el acceso a los alimentos y mejorar la nutrición de las personas.


ÉTICA EMPRESARIAL.

Para Lyncott ninguno de los tres pilares anteriores cobraría sentido si una cultura ética y de la legalidad que los acompañe en la toma de decisiones y en cada una de sus acciones como individuos y como empresa.


“Estos años han sido de continuo aprendizaje y evolución en la forma de gestión de Lyncott, siempre con un enfoque principal que es la mejora continua. Sin duda los estándares establecidos para para poder aspirar en el premio fueron muy retadores y competitivos, pero sobre todo han sido una guía y apoyo para dar estructura y fortaleza al genuino deseo de contribuir con la sociedad y el medio ambiente” afirmó la Lic, Nayeli I. Camps.


  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon