top of page
  • Foto del escritorNoticias Apyt

5 tendencias en servicios de salud para el 2023

  • El desafío para el 2023 es sumar tecnología en los procesos para avanzar en el desarrollo de una ciencia médica que cuide y mejore la calidad de vida de las personas: VivaWell.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) informaron que el presupuesto destinado para el sector salud durante el 2023 será de 892,849 millones de pesos, lo que representa un alza de 4.2% en términos reales respecto al 2021.


Este aumento de presupuesto es en función de mejorar y velar por la salud de la población mexicana. Por ello, de cara al 2023, es necesario buscar alternativas que mejoren la forma de aplicar y sobre todo gestionar la salud para cumplir con dicha tarea.


De acuerdo con Eduardo Iglesias, CEO Global de VivaWell, estas serán las 5 tendencias que se consolidarán y serán clave en el acceso de la medicina durante el 2023.


1. Gestión de la prevención en lugar de gestión de la enfermedad

En México y otras regiones de Latinoamérica, los sistemas de salud están más orientados a atender la enfermedad que a prevenirla. Es un tema cultural que impacta directamente en las personas. Para cambiar este paradigma, se debe integrar a la salud física un enfoque wellness, y así lograr un cambio real en los hábitos de vida de las personas. Esta integración comienza a verse especialmente en ciertas healthtech a nivel global.


2. Digitalización de la salud

Actualmente la atención médica está viviendo una revolución. Un claro ejemplo son las teleconsultas, las cuales dejaron de ser una alternativa que se popularizó durante la pandemia a ser una conveniente forma de atención. Se estima que alrededor del 80% de las consultas médicas por urgencias no graves pueden resolverse mediante una teleconsulta.


Pero esto es sólo la punta del iceberg. Existen tecnologías especializadas como el EHR (Expediente Médico Digital), capaz de contar con todos los antecedentes médicos de una persona en su teléfono móvil. Esto permite que luego de realizar el diagnóstico médico, se genera la prescripción del medicamento en forma digital y se enlaza con los servicios de envío que todos utilizamos, para que llegue rápidamente a la casa del paciente sin tener que salir a comprarlo.


Una de las claves, es la ciencia de datos. Con la tecnología apropiada, las empresas pueden tener información relevante de la población de los colaboradores, lo que facilita la creación y definición de políticas y acciones para mejorar la calidad de vida de sus trabajadores. Con data, se puede generar valor donde antes no existía.


3. Nueva tecnología médica al alcance de la mano

Día a día, surgen nuevos dispositivos que permiten a profesionales médicos evaluar a sus pacientes a distancia o en el consultorio. Desde electrocardiogramas realizados con un mini dispositivo con visualización en celular; ecógrafos más simples pero que cumplen la función de los tradicionales; termómetros inteligentes; relojes inteligentes y hasta pulseras para medir la presión arterial, son solo ejemplos del avance de la tecnología.


Todos los datos que estos dispositivos generan pueden ser analizados por un especialista de la salud con el previo tratamiento de la información.


Se calcula que aproximadamente el 30% del volumen de datos a nivel global es generado por la industria de la salud, de acuerdo con el informe realizado por RCB Capital Market, banco de inversión global. Además revela que en 2025 el crecimiento del volumen anual de datos será mayor al producido por la industria manufacturera, la financiera y la de entretenimiento, juntas.


4. Integración de servicios en un mismo lugar

Tanto las personas como las empresas quieren y necesitan facilitar sus procesos de salud con el mejor costo posible. Existen diferentes apps y soluciones, de diverso grado de calidad, pero cada una de ellas provee ciertos servicios, no todos. Esto implica tener varios proveedores para poder resolver temáticas de salud, particularmente en México y en otros países de la región.


Integrar es tendencia. Aunque siempre lo fue en otros mercados, en salud es una novedad.


Ahora se entiende a la salud como un concepto integral que agrupe la prevención, el wellness y la atención médica, amalgamando lo mejor de cada uno con procesos sólidos de automatización, inteligencia artificial, machine learning, análisis predictivo y datos para potencializar lo que se hace actualmente.


5. La tecnología no reemplaza, suma.

Existe cierto prejuicio que mucha tecnología aplicada a la salud implica degradar el concepto de atención médica personalizada. “Las aplicaciones no deben reemplazar a los médicos”, “es mejor una consulta personal que una consulta virtual” o “la inteligencia artificial no puede reemplazar la decisión profesional de un profesional de la salud”, son algunas de las tantas afirmaciones que apuntan a pensar que la tecnología reemplazará a la atención médica profesional. No se trata de reemplazar sino de sumar tecnología a la salud.


El debate no debería estar enfocado en el reemplazo sino en qué y cómo puede la tecnología generar un trascendente paso adelante en la ciencia médica.


Para avanzar se necesita consolidar un cambio cultural en todos los actores. Mucho se está haciendo hoy. Directores de innovación, directores de tecnología aplicada, directores de minería de datos y tantos títulos más comienzan a aparecer en instituciones médicas de todo el mundo. Se está comprendiendo que el desafío no es enfrentar a la tecnología sino sumarla para avanzar en el desarrollo de una ciencia médica que cuide y mejore la calidad de vida de las personas.

Logos Radio Apyt 2023 rosa octubre transparente.png
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon

También te puede interesar:

Otras noticias...

Stilo sucursales 01.jpeg
bottom of page