• Noticias Apyt

Vivienda: Rentas acumuladas con opción a compra

  • Este tipo de financiamiento te permite negociar con el arrendador y encontrar la mejor opción para adquirir el inmueble.

  • Es deducible de impuestos y está amparado por la ley.


Si uno de tus proyectos es adquirir tu vivienda, pero no eres sujeto de crédito hipotecario, existen opciones que te pueden ayudar a lograr este objetivo. Existe una opción conocida como contrato de arrendamiento financiero o leasing habitacional. En Inmuebles24 te contamos más sobre esto.


¿Qué es el leasing habitacional?

Es un tipo de financiamiento que permite rentar un bien, en este caso un inmueble, por un plazo determinado, con la posibilidad de adquirirlo a mediano o largo plazo. El objetivo es la cesión de la propiedad por medio de un pago mensual, que es como la renta, ya que la persona se encuentra habitando el bien inmueble.

En México, esta figura se denomina arrendamiento financiero y está regulada en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito.


En este tipo de arrendamiento se establece un monto mensual a pagar por un tiempo estipulado, por ejemplo, puede ser de uno a 10, 15 o 20 años.


Posteriormente, si el propietario del inmueble y el arrendatario llegan a un acuerdo para concretar la compra, el precio será residual; esto quiere decir que, al costo total de la propiedad se le restará las mensualidades pagadas y se obtendrá el precio final.


“Normalmente este tipo de arrendamiento está más relacionado con la adquisición de autos o maquinaria; sin embargo, es una buena opción para adquirir inmuebles de acuerdo con las condiciones económicas de cada persona”, comenta Karla González Montoya, Marketing B2C Manager de Inmuebles24.


¿Cómo se realiza el Leasing habitacional?

Para llevar a cabo el contrato de arrendamiento financiero, debe estar por escrito e inscrito en el Registro Público de Comercio y contar con dos partes: Arrendador (quien concede uso o goce temporal del inmueble) y Arrendatario (quien paga un precio periódico por el uso del inmueble con opción a compra).


En dicho contrato es importante establecer el monto final a pagar, los plazos en los que se realizarán los pagos, la vigencia del contrato, el precio del inmueble y las cláusulas por incumplimiento.


Algunas de las ventajas que ofrece este tipo de financiamiento son que:

  • Puedes hacer uso del bien inmueble mientras decides si compras o no

  • Puedes negociar con el arrendador acerca de los plazos

  • Tienes facilidad de procesos fiscales, ya que las rentas son deducibles

  • No es necesario cumplir con requisitos de otras instituciones financieras

  • No estás comprometido a la compra al finalizar el contrato

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon

También te puede interesar:

Otras noticias...