• Redacción Apyt

Transformación Digital para la Educación después del Covid-19

  • El Estudio Internacional Sobre La Transformación Digital para la Educación después del Covid-19 de D2L, muestra el panorama de las Universidades en México

Aunque la transformación digital es un concepto bastante usado en todas las industrias, a raíz de la situación mundial pasó de ser algo “deseable” a “indispensable” en menos de lo planeado y a algunos sectores los tomó por sorpresa más que a otros, como es el caso de la educación en el que, aunque una porción de las instituciones del mundo venían transformando sus modelos virtuales educativos desde el 2015. En esta etapa de transición se develaron no sólo los obstáculos a vencer, también un mundo de posibilidades para mejorar los sistemas educativos que abarcan desde la calidad de la enseñanza, garantizar el aprendizaje, hasta oportunidades de mayores niveles de inclusión social.



El estudio

Para examinar a detalle el impacto que este viaje está teniendo en las Instituciones Universitarias en el mundo, D2L empresa líder en soluciones tecnológicas en el sector educativo, realizó un estudio a 4.830 encuestados representantes de Instituciones de Educación Superior de diez países: México, Colombia, Brasil, Sudáfrica, Filipinas, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Singapur, Australia, Nueva Zelanda y la India. Los entrevistados cubren perfiles diversos que aportan una visión completa de la situación, participando académicos y profesorado (41%), expertos en tecnología educativa (21%), staff administrativo (19%), especialistas en TI (14%) de las instituciones encuestadas.


La dificultad de volverse digital

Es de destacar que la dificultad de la transición a nivel global se percibe como “relativamente fácil” (35%), a diferencia de América Latina, en donde la mayoría (35%) indicaron que viene con sus desafíos y la describieron como un escenario “algo difícil”, en México el 36% la calificó “algo difícil” y el 29% la considera “relativamente fácil”.

Para ayudar a facilitar la transición, el desarrollo profesional de los docentes es fundamental, especialmente con respecto al desarrollo de habilidades digitales, la mayoría de los encuestados expresaron que la falta de apoyo en el uso de las herramientas digitales para impartir la educación es el mayor desafío al que se enfrentan, seguido de la falta de contenido que se ajuste a un modelo educativo mixto o completamente en línea.


Más allá del hard Tech

Al hablar de educación y aprendizaje no todo puede ser tecnología pura y dura, el factor humano es el principal receptor por lo que la transformación digital necesita ir más allá y ser determinada por los objetivos, los motivadores y los resultados deseados de una institución. En este sentido los factores clave que impulsan esta transformación para las instituciones mexicanas son mejorar la experiencia de los estudiantes (68% por ciento) y la mejora de la calidad del curso (62% por ciento)

Retos, oportunidades y más

Retos

Las instituciones están en un viaje del que ya no pueden regresar, y sin duda hay obstáculos frente a ellas, en los países de Latinoamérica los retos educativos dejan al descubierto la problemática de la brecha socioeconómica de la región, dejando como el obstáculo ganador indiscutible el acceso de los estudiantes a Internet y dispositivos digitales; la siguiente gran preocupación para México (35 por ciento) es la falta de recursos e infraestructura, para Colombia (31 por ciento), la brecha de habilidades digitales académicas y para Brasil el costo (35 por ciento).


Oportunidades de mejora

Con respecto a la brecha de habilidades digitales entre los académicos, la problemática resulta ser un obstáculo global y ha sido citado por universidades de todo el mundo mientras intentan implementar una estrategia de transformación digital. Los educadores han encontrado que la adopción de algunos nuevos modos de enseñanza es más fácil que otros, sin embargo siguen usando su propio contenido para el modelo de aula invertida, en una proporción abrumadora: 76% a nivel global, 86% en la región LatAm, 89% en México, en lugar de usar contenido diseñado específicamente. Incluso con estos desafíos los educadores coinciden en la necesidad de llevar a cabo esta transformación, el 51% de los encuestados a nivel global, el 73 por ciento de los encuestados en México está totalmente de acuerdo en que es esencial para el crecimiento futuro.


Seguimos avanzando

En México los hallazgos arrojan luz sobre cómo los estudiantes y educadores de la región han gestionado la transición digital. Independientemente de si era un plan que tenían desarrollado hace años o si tuvieron que resolver en poco tiempo debido a la pandemia, no hay duda de que las Instituciones están llevando a cabo este viaje de transformación por las razones correctas: Que sus alumnos aprendan. Medir y mejorar los resultados de aprendizaje de sus estudiantes es la fuerza que mueve la estrategia de transformación del 70% de los encuestados, así como mejorar la retención y participación de los estudiantes.


Optimistas

Como en el resto del mundo, las instituciones mexicanas entienden que el proceso de transformación sólo se puede apresurar hasta cierto punto, aunque resultaron más optimistas que la mayoría de los países, ya que si bien al igual que los demás la mayoría de los encuestados en México (52%) tiene considerado un periodo de 1 a 2 años para llevar a cabo su implementación de transformación digital, una porción significativa (28%) cree que estará lista en menos de un año, proyección que contrasta con el resto de América Latina y el resto del mundo cuya siguiente porción significativa cree que se necesitará un período entre 2 y 5 años.


Conclusión

Los resultados del estudio muestran un futuro incierto para el sector de educación superior en la región, sin embargo, ésta se muestra preparada para aprovechar las lecciones del año pasado para crear un futuro prometedor. La aceptación es cada vez mayor con respecto a la importancia y los beneficios de la transformación digital y muchas instituciones han acelerado los programas que ya se estaban aplicando, o al menos previsto. La gran mayoría de los encuestados tiene ahora una actitud más positiva hacia las EdTech ahora que antes de la pandemia de Covid -19 (97 por ciento en México, 97 por ciento en Colombia y 90 por ciento en Brasil). Del mismo modo, están totalmente de acuerdo en que la transformación digital es necesaria para el crecimiento futuro (73% en México, 67% en Colombia y 72% en Brasil).


Quienes participan en el espacio de la educación superior de América Latina, han identificado una serie de áreas prioritarios, que van desde mejorar las habilidades digitales dentro de la comunidad académica (67 por ciento en México), modernizar la infraestructura digital de la universidad (57 por ciento en Colombia) y la mejora de la prestación en línea (62 por ciento en Brasil). Adicional a esto queda por ver cómo se emplearán las futuras estrategias para permitir ese crecimiento, pero la actualización de las plataformas LMS y más inversión en herramientas de supervisión y examen en línea desempeñarán un papel importante.


El futuro

Proveedores de EdTech como D2L pueden desempeñar un papel fundamental en la siguiente etapa del viaje transformación digital. Considerando que la penetración de teléfonos inteligentes en América Latina es alrededor del 70 por ciento, de acuerdo con Statista, y las tecnologías móviles se utilizan a un ritmo mayor en LatAm que a nivel mundial, hay espacio para la evolución. Los métodos antiguos de enseñanza se ven en el pasado, estamos en tiempos en los que se deben aprovechar al máximo los aprendizajes que ha dejado la pandemia y no dar marcha atrás, para así cumplir la promesa de los nuevos métodos educativos como el aprendizaje híbrido, las aulas virtuales y democratizar la educación.

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon