• Redacción Apyt

Rendimiento deportivo en los atletas mexicanos, tras más de un año de pandemia

Jahir Ocampo, es sinónimo de tenacidad y disciplina dentro y fuera de la piscina, pues obtuvo el Quinto lugar olímpico en Rio 2016, también es Medallista en campeonatos mundiales, Campeón Centroamericano en Barranquilla 2018 y durante 5 años consecutivos se ha colocado dentro del Top 5 Mundial de Clavadistas.



Pero tras la llegada de covid-19 el programa de entrenamiento disminuyó afectando a varios de los atletas a nivel mundial “A pesar de que siempre estamos conscientes que siendo deportistas de alto rendimiento, en cualquier momento existe la posibilidad de una lesión” afirma el clavadista.


Y es que llega en el momento menos esperado, cuando estás apunto de cumplir ese objetivo, cuando  te has preparado durante tantos años, suceden cosas inesperadas.


¿Cómo es el manejo de tus emociones? 

“Es extraño cuando piensas todo el proceso qué has llevado y más en este ciclo que se extendió un año más, es decir, no cuatro años de preparación sino cinco, por el tema de la pandemia, además lo complicado fue que muchos atletas estábamos en incertidumbre, más de la mitad de la selección olímpica actual no sabia que asistiría, a algunos benefició y a otros nos afectó por el simple hecho de mantener el nivel de entrenamiento prácticamente un año más, en mi caso, mi cuerpo lo resintió” comenta Jahir.



Tras la llegada del Covid-19 y la etapa de confinamiento no hubo un programa de entrenamiento con calendario específico.


Aunque Jahir lo resintió en el día de la competencia, afortunadamente no fue tan grave, se evitó una cirugía. “Mentalmente lo dejé pasar, me liberé de eso, agradecí, pensaré en las siguientes competencias, después de Tokio no tenemos un plan tampoco porque quitaron muchas competencias en el 2022, pero ya pienso en el siguiente ciclo en París 2024 que va a ser más corto, ahora de 3 años” indica el clavadista.


El diagnóstico de Jahir Ocampo, fue una hernia discal protuberante con un pequeño desgarre en el disco, que eliminaba la fuerza al brincar ya que oprimía el nervio y apareció de un día a otro, aún así se presentó a la competencia, sin embargo no lo logró.


La terapia con ejercicios con yoga, meditación, tratamiento y alimentación adecuada, de la mano de un profesional de la salud han llevado a Jahir a la recuperación.

 

Realizar deporte con un cuidado especial en la alimentación es básico para poder conseguir el máximo rendimiento posible y una óptima recuperación post ejercicio. La vitamina D3 es un nutriente clave, que ayuda en el rendimiento deportivo.


La vitamina D es una hormona. Sus funciones principales tienen que ver con el calcio del organismo, por lo tanto, con la salud del hueso; pero además favorece a la prevención de infecciones, diabetes y algunos tipos de cáncer.

 “Siempre he traído la chispa y el don que Dios me dio de poder ser como soy, siempre ir adelante pase lo que pase y seguir, la vida es como un juego, literal así lo veo, somos seres espirituales encarnados en un cuerpo humano que al final se

irá. El alma está en la energía, está y mientras yo tenga este cuerpo lo voy a llevar al limite siempre” Concluye Jahir Ocampo.



  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon

También te puede interesar:

Otras noticias...