• Redacción Apyt

Relación Cáncer y Obesidad, una alerta silenciosa

En el marco del Día Mundial contra el Cáncer que se celebra cada año el 4 de febrero se debe

incidir en la educación para fomentar la prevención y sensibilización y así disminuir las muertes

prevenibles.


Ya que es sabido que los síntomas y los signos con los cuales se puede detectar con gran prontitud

en el paciente no obeso que existe un cáncer no se cumplen en los pacientes que tienen obesidad.

Los tipos de cáncer relacionados con el aumento de peso son:

  •  Mama.

  •  Colorrectal.

  •  Uterino.

  •  Riñón.

  •  Cabeza y cuello.

  •  Esófago.

  •  Páncreas.

  •  Endometrio.

  •  Próstata.

  •  Vesícula biliar.

  •  Tiroides.

Existen muchas dudas acerca en el tema de prevención:

¿Te has preguntado por qué existen muchos casos cáncer pulmonar en pacientes que

nunca han fumado?,

¿O Cómo es posible que algunas personas desarrollen cáncer del aparato digestivo sin

ningún antecedente aparente?,

¿O porqué algunos pacientes que presentan cáncer, no abren los datos habituales y

parece el inicio de un cuadro extraño y el médico tarda en encontrar diagnóstico?...


La respuesta es que los mexicanos estamos en constante situación crónica de inflamación,

agresiva y permanente, afirma el Dr. Victor Hugo Córdova Pluma, Médico Internista, miembro del

Movimiento Ciencia en Obesidad.


Esta inflamación proviene de la obesidad, si, la presencia de obesidad por mucho tiempo, es uno

de los factores que científicamente está comprobado son de mayor impacto para la presencia de

tumores cancerígenos de manera silenciosa, agregó Córdova Pluma.


Es sabido que la inflamación crónica la produce la obesidad y que no forzosamente se encuentra

alojada en los intestinos ni en alguna parte específica del cuerpo, simplemente son una serie de

cadenas químicas que van reaccionando en el cuerpo por la grasa mala que acumulamos debido a

los malos hábitos alimenticios.


El Dr. Córdova nos explica este proceso: “Y es aquí donde encontramos el punto exacto de la tan

llamada “prevención”, si bien es cierto que no todas las complicaciones de padecer sobrepeso y/u

obesidad terminan en cáncer, también es cierto que estás cadenas distraen a las células que se

encargan de defender al cuerpo, ocasionando que la producción de células pueda ser inicio de

cáncer.


Además de que las células se enlentecen, por esta razón estos factores se pueden asociar con

cambios en una serie de hormonas especiales que se alteran por la obesidad, como lo son la

hormona estimulante de Tiroides o algunas hormonas derivadas o similares a los estrógenos.

Lo mas importante es que hoy por hoy sabemos que uno de los factores importantes de muchos

que existen en torno al desarrollo del cáncer es la obesidad. Por ello, desde el Movimiento

Nacional Ciencia en Obesidad hacemos un llamado a no olvidar que en medio de esta pandemia

hay otras pandemias crónicas y degenerativas como la obesidad, la presión alta, la diabetes y el

Síndrome paraneoplásico


Por eso es necesario apegarnos a la Norma Oficial mexicana del Tratamiento de Sobrepeso y

Obesidad, que establece, la guía de un profesional de la salud, en sinergia con un equipo

multidisciplinario, la no automedicación y el acompañamiento psicoemocional.


Recordemos también que aquello que engloba a la obesidad con sus comorbilidades es el

síndrome metabólico y en combinación nos hace mucho más susceptible a desarrollar cáncer en

distintos niveles. Concluye Córdova Pluma..

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon