top of page
  • Noticias Apyt

Neuroarquitectura: una nueva mirada hacia la creación de espacios

La neurociencia cognitiva demostró que la actividad neuronal y los estados emocionales están íntimamente vinculados a los espacios que habitamos.

  • El arquitecto mexicano, Juan Carlos Baumgartner, comparte sus conocimientos en esta materia en la plataforma Construlita Master Lighting Class

  • Algunas aplicaciones de la neuroarquitectura son los espacios de trabajo y los centros educativos para procurar la creatividad, la concentración y la tranquilidad de las personas.

En palabras del arquitecto Baumgartner, la neuroarquitectura integra un equipo interdisciplinario que emplea conocimientos de la neurociencia cognitiva- cómo funciona el cerebro, cómo tomamos decisiones- para el diseño y la construcción de espacios que buscan el bienestar mental y emocional de sus habitantes.

Con la finalidad de adentrarse de manera más profunda en el tema y posiblemente cuestionar el papel de la arquitectura actual, se creó una sesión de Construlita Master Lighting Class, que cuenta con la experiencia de Juan Carlos Baumgartner, arquitecto y director de Space, quien recientemente publicó Office As A Tribe. Sobre El futuro (más humano) de las oficinas.


Hoy, con todos estos conocimientos científicos, los profesionales de la arquitectura se dieron a la tarea de integrar los datos revelados por la neurociencia en su práctica profesional, dando paso a la neuroarquitectura, que consiste en el diseño y construcción de un espacio considerando no sólo los parámetros técnicos y normativos, sino también elementos que favorezcan el bienestar mental y emocional de las personas fortalezcan el desarrollo humano, el aprendizaje y la creatividad.


Así, el concepto de neuroarquitectura toma relevancia si contemplamos que, en zonas urbanas, los habitantes pasan 90% del tiempo al interior de un lugar construido, de modo que, el ser conscientes de la relación de mente, cuerpo y espacio, podría determinar mayor comodidad, productividad, cansancio o tristeza en las personas, con lo que se comprueba que la actividad neuronal y los estados emocionales están vinculados a los espacios arquitectónicos.


Una aplicación clara de esta disciplina compleja, que invita a ver a la arquitectura como una cognición, puede ser los centros educativos o escuelas, donde se ha comprobado que distintos factores, que van desde la iluminación, el color y hasta el tamaño o la altura del lugar, tienen influencia en los y las estudiantes, pues intervienen en la concentración, en la disminución del estrés y la ansiedad, por ejemplo.


Prosiguiendo con la altura, se ha visto que, entre más baja sea ésta, las personas se concentran principalmente en temas puntuales, mientras que a mayor altura se invita más a la libertad y a la creatividad, por lo tanto, en los centros educativos es recomendable apostar por techos más altos, y donde exista un equilibrio entre la iluminación natural y la artificial, ya que, de esa manera, se genera una sensación de confort y productividad. Además, debería ir acompañado de espacios verdes y naturaleza para relajar el estado emocional del personal y el estudiantado, señaló Baumgartner.


Así, que para fomentar el intercambio de conocimiento dentro y fuera de las aulas, se creó esta sesión de neuroarquitectura con el experimentado arquitecto Juan Carlos Baumgartner, dentro de Construlita Master Lighting Class.


La sesión está abierta para ser consultada las veces que sean necesarias en https://masterclass.construlita.com , y de esta manera, profesionales de la arquitectura, diseño, y aquellas personas que juegan un papel clave en la iluminación y la creación de espacios puedan tomar los elementos necesarios.


  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon

También te puede interesar:

Otras noticias...

bottom of page