• Agencia Iberoamericana para la difusión de la ciencia y la tecnologia

Llevan al mercado soluciones cosméticas avanzadas para pieles sensibles y atópicas

Las investigaciones sobre la implicación del sistema sensorial en las afecciones cutáneas se remontan a más de 20 años atrás y en ellas han tenido un papel muy activo los científicos del IDIBE (Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria) de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), con su director el Dr. Antonio Ferrer al frente. Sus trabajos se centran en las relaciones que se establecen entre la piel y el sistema nervioso dentro del campo de la Neurodermatología.

Desde este año, el IDIBE ha decidido poner las moléculas desarrolladas en laboratorio al servicio del bienestar cutáneo de la población mediante la creación de una spin-off, Prospera Biotech, que produce neurocosméticos para la salud y el bienestar a partir de los principios activos patentados.

Neurodermatología, cómo se relacionan la piel y el cerebro

La investigación del sistema neurosensorial cutáneo desarrollada en el IDIBE ha permitido entender el proceso por el que los terminales nerviosos perciben información del medio externo y se activan poniendo en marcha una respuesta. La piel tiene la función de recibir información del exterior, procesarla y activar los mecanismos de respuesta adecuados. Las terminaciones nerviosas que se encuentran en la epidermis actúan como receptoras de estímulos externos y son las responsables del sistema sensorial cutáneo.

En la piel encontramos tres tipos de receptores nerviosos: térmicos, del dolor y mecánicos. Gracias a estas terminaciones, notamos cuando hace frío o detectamos la presencia de sustancias nocivas. Esta información, por un lado, viaja al cerebro que puede poner en marcha una respuesta multiorgánica y por otro, desencadena una respuesta a nivel cutáneo que puede ir desde sentir picor o dolor hasta implicar a otros componentes cutáneos, como el sistema inmune cuya activación desemboca el inflamación o irritación. Una piel reactiva se caracteriza por tener estos dos sistemas desequilibrados y en consecuencia, las molestias de la piel deben ser tratadas atendiendo a la estabilización de ambos sistemas.

Esta comunicación piel-sistema nervioso no es unidireccional. Como explica el Dr. Antonio Ferrer, “los cambios en nuestro sistema nervioso también pueden manifestarse en la piel. Un ejemplo es enrojecer de vergüenza o palidecer en situaciones de miedo o estrés. Además, desequilibrios hormonales que afectan a nuestro cerebro se pueden traducir en afecciones dérmicas y provocar acné o dermatitis”.

Una piel sensible o seca presenta defectos del estrato córneo que hacen que el sistema neurosensorial esté más expuesto al ambiente externo. Esto provoca su hiperactivación dando lugar a sensaciones de picor o dolor ante situaciones cotidianas. Es lo que conocemos como piel sensible. La neurodermatología y sus aplicaciones neurocosméticas tienen como objetivo actuar sobre esos terminales nerviosos (neurosensoriales) para restablecer su equilibrio y con ello acabar con el origen de las sensaciones molestas.

La investigación llevada a cabo por el IDIBE de la UMH ha permitido detectar qué nociceptores están implicados en la sensibilidad cutánea y desarrollar ingredientes activos neurocosméticos que actúan eficazmente sobre ellos. La investigación parte de sustancias naturales de las que ya se conoce su actividad moduladora del sistema neurosensorial, como la canela o los pimientos picantes. En definitiva, toman como base ingredientes activos naturales a los que eliminan sus efectos secundarios, como la sensación de ardor que provoca la capsaicina de los jalapeños.


Neurocosmética, la aplicación práctica de la investigación en neurodermatología

El IDIBE, ante la decisión de vender las patentes a una compañía farmacéutica extranjera o tratar de convertirlas en neurocosméticos en España, ha decidido crear la spin off Prospera Biotech, participada por los investigadores y la propia Universidad.

Marta García Escolano, directora General de Prospera Biotech, explica que "el desafío de la compañía es estudiar qué otros factores cutáneos se alteran durante el desarrollo de distintos tipos de sensibilidades y combinar ingredientes neurocosméticos desarrollados por el IDIBE con otros ingredientes activos que ayuden a restablecer el equilibrio cutáneo mitigando las molestias y permitiendo que la población pueda beneficiarse de los avances de la investigación".

No todas las pieles sensibles son iguales. Hay personas que tienen sensibilidad facial y a las que ante situaciones cotidianas como exponerse al sol o sudar, les aparecen rojeces, picores u otras molestias. Algunos tratamientos médicos, como la quimioterapia, puede aumentar la sensibilidad de la piel. También es muy común sentir incómodos picores en las partes íntimas del cuerpo, sobre todo en épocas de sudoración, y no es menos frecuente encontrar personas con piel sensible que manifiestan sequedad o irritación en los pliegues de la piel como codos o rodillas. La prevalencia de estas afecciones de la piel es muy alta.

Algunas de las primeras molestias cutáneas a las que Prospera Biotech han dedicado su atención son las "pieles sensibles”, que afectan hasta a un 50 por ciento de la población, la dermatitis atópica, presente en entre un 15 y un 30 por ciento de los menores de edad y entre un 3 y un 10 por ciento de adultos y la sensibilidad de las zonas íntimas que se piensa que afecta a todos los adultos en algún momento de su vida. Otros campos de interés de la empresa son la rosácea, que afecta a entre un 5 y un 10 por ciento de la población o la piel sensible provocada por medicación o enfermedades (como la quimioterapia o la diálisis). Su primera línea de productos neurocosméticos, Nocisens, para pieles sensibles con tendencia atópica se ha lanzado este mismo año al mercado y está a la venta en farmacias.

Aunque todas estas afecciones se pueden englobar dentro de piel sensible y en todas ellas existe un desequilibrio del sistema neurosensorial, cada una de ellas tiene un patrón molecular distinto que la hace única. Prospera Biotech estudia las peculiaridades de cada tipo de sensibilidad cutánea para ofrecer formulaciones específicas para cada una de ellas que no solo reequilibren el sistema neurosensorial ayudando a calmar las molestias, sino que además restablezcan la salud de la piel aumentando la calidad de vida de las personas con piel sensible. Las moléculas utilizadas, desarrolladas por el IDIBE, están muchas veces inspiradas en las propiedades de productos naturales, como la capsaina de los pimientos picantes, de los que se sabe que pueden actuar sobre los receptores nerviosos de la piel, a los que se ha conseguido suprimir sus efectos secundarios como la abrasión y el dolor.

En este momento Prospera Biotech tiene en el mercado una línea de productos para pieles sensibles y con tendencia atópica (Nocisens, Nocisens Intense, Nocisens Baby), y está desarrollando productos para la sensibilidad de zonas íntimas. Además, tiene en marcha un estudio en varios hospitales del territorio nacional para estudiar la eficacia de otra crema neurocosmética en el cuidado de las pieles sensibles generadas como consecuencia del tratamiento con quimioterapia o la sudoración excesiva. Todas estas afecciones a las que la cosmética tradicional no ha podido aportar soluciones definitivas hasta ahora.

La apuesta de la cosmética tradicional para las pieles sensibles y desequilibradas es aportar una hidratación extra que mejore el aspecto de la piel y que refuerce la barrera cutánea momentáneamente sin prestar atención específica a los componentes que se encuentran desequilibrados. Si esto no soluciona el problema, lo cual es bastante común, se recurre a tratamientos médicos específicos como los corticoides, que actúan inhibiendo la acción del sistema inmune. En cualquier caso, ni la cosmética tradicional, ni la medicina centran su acción en uno de los principales desencadenantes de la sensibilidad cutánea: el sistema neurosensorial.

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon