• Redacción Apyt

Hemodinámica avanzada ayuda a transformar el tratamiento de enfermedades cardiovasculares

Las demandas de los departamentos de cardiología son cada vez más altas, lo que obliga a las instituciones de salud a buscar soluciones que les ayuden a equilibrar la prestación de atención de alta calidad a un volumen cada vez mayor de pacientes complejos, mientras se enfrentan a las presiones para mejorar la eficiencia del departamento al mismo tiempo.


Los costos asociados a las enfermedades cardiovasculares tienen un crecimiento esperado en el costo del 101% para 2035. En México la carga actual de enfermedades cardíacas sigue siendo muy alta, afectando a un 26% de la población aproximadamente, de acuerdo con datos de la Federación Mundial del Corazón; representando el 4% del gasto total en salud



Philips comprende que los diagnósticos definitivos, los procedimientos innovadores y el manejo personalizado del paciente son esenciales para ayudar al sistema de salud a abordar estas demandas, y para potenciar un mejor cuidado del corazón mediante la integración de tecnologías innovadoras que fortalezcan la confianza clínica, generan eficiencia a lo largo de la vía de atención y mejoren las experiencias de atención cardíaca para el personal y los pacientes.


Con el sistema de terapia guiada por imágenes de Philips Azurion, la compañía está ayudando a transformar el tratamiento para una amplia gama de enfermedades, destacando la enfermedad cardiovascular, desde cirugía abierta que podría requerir semanas de hospitalización hasta procedimientos mínimamente invasivos en los que los pacientes pueden irse a casa al día siguiente o, a veces, incluso el mismo día.


La plataforma Azurion para su uso en salas de hemodinamia representa una revolución en las intervenciones guiadas por imágenes debido a la manera en que los especialistas pueden interactuar con el sistema de angiografía. El sistema hemodinámico intervencionista de Philips es una combinación única que integra el control de las aplicaciones de imágenes, hemodinámica, informática y fisiología.


En pacientes que experimentan inestabilidad hemodinámica durante o después de una cirugía, la monitorización continua mínimamente invasiva de los parámetros cardiovasculares puede apoyar la toma de decisiones clínicas y mejorar los resultados de los pacientes en el quirófano o las unidades de cuidados intensivos.



El diseño ergonómico de Azurion facilita su manejo a los especialistas, mientras que sus tecnologías integradas proporcionan información en tiempo real que brinda mayor eficiencia y agilidad durante las intervenciones.


La sala de hemodinamia integrada con un equipo Azurion permitirá obtener la mejor imagen de alta calidad con la menor dosis de radiación posible, así como un menor uso de contraste, por lo que médicamente representa un doble beneficio para el paciente, especialmente para los pacientes pediátricos a los que van dirigidos muchos de los tratamientos e intervenciones que se realizan en estas salas.


Con información de Noemí Vargas

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon