• Redacción Apyt

Es necesaria una correcta aplicación de insulina en adultos mayores

De acuerdo con el Atlas de la Diabetes 2019 de la Federación Internacional de Diabetes, 1 de cada 5 personas con diabetes tiene más de 65 años (136 millones de personas)


Es importante considerar la vulnerabilidad de los adultos de la tercera edad cuando viven con diabetes, ya que, si se cuenta con limitantes inherentes a la edad, implica un reto mucho más grande el autocuidado para mantener el control de sus niveles de glucosa. Datos de la ENSANUT 2018-19 arrojan que en hombres y mujeres se observó un incremento de la prevalencia de diabetes conforme aumenta la edad, siendo el grupo de 60+ años el de la mayor incidencia.


La Federación Internacional de Diabetes, a través del Atlas de la Diabetes 2019, indica que en ese mismo año, el número estimado de personas con diabetes de entre 65 y 99 años fue de 135,6 millones (19,3%). Si esta tendencia continúa, la cantidad de personas mayores en ese mismo rango de edad con diabetes será de 195,2 millones para el año 2030 y de 276,2 millones en el año 2045. Estos datos indican incrementos considerables en la población con diabetes en los próximos 25 años, lo que implicará desafíos económicos y de salud pública inevitables.


En entrevista para RadioApyt la Educadora en Diabetes de BD Ultra-Fine™, Marisol Olarra cometo "Si realizas una técnica adecuada en la aplicación de insulina, garantizas la efectividad del tratamiento" a lo que agrego "es importante el uso de dispositivos adecuados, jeringas o agujas ultrafinas cortas", hoy en día comenta la educadora que las personas siguen usando dispositivos con agujas largas y estas ya no son recomendadas, ya que se a demostrado una mayor efectividad en la aplicación con las actuales agujas cortas que existen en el mercado.


Ante este panorama y con motivo del mes de los abuelos, educadoras en diabetes invitan a la población a hacer conciencia sobre la importancia de la insulinización temprana y correcta en los pacientes mayores que viven con diabetes para evitar complicaciones que pongan en riesgo su salud.



Por su parte Arleth Ramirez, Educadora en Diabetes de BD Ultra-Fine™ indico en un comunicado que “Una de las prioridades es lograr que la aplicación de insulina se realice de manera adecuada y efectiva en todos los pacientes independientemente de su edad. Sin embargo, es entre los adultos de la tercera edad donde podemos encontrar mayor renuencia a la insulina, principalmente debido a la desinformación”.


Además, la Lic. Ramírez agrega que existen otras circunstancias que se suman al desafío que representa el autocuidado de los adultos mayores y su aplicación de insulina, tales como:

  • La delgadez y delicadeza de su piel, que podría ser más sensible ante la percepción del dolor de una inyección, además de aumentar el riesgo de una inyección intramuscular (práctica que no debe suceder).

  • Mala memoria, lo que provoca olvidos en cuanto a la toma de medicamentos, aplicación de insulina, medición de glucosa, etc.

  • Dificultades visuales, ya sea por una complicación derivada de la diabetes misma o por algún otro padecimiento ajeno.

  • Movimiento limitado, lo que dificulta que se inyecten por sí mismos, por ejemplo, o realicen actividades que forman parte de su tratamiento.

  • Si son personas que viven solas o no tienen en quién apoyarse, afecta severamente en el aspecto emocional de la enfermedad, lo que puede llevarlos a no tomar las mejores decisiones en su cuidado.

Debido a estos factores, Ramírez hace las siguientes recomendaciones para que el tratamiento con insulina en adultos mayores que viven con diabetes sea exitoso y eficaz:

  • La supervisión médica es fundamental, así como el acompañamiento del equipo de profesionales de la salud y la asistencia adicional de alguien cercano al paciente para auxiliarlo ante cualquier necesidad que se llegara a presentar.

  • Utilizar herramientas que faciliten la inyección de insulina y hagan la experiencia más agradable, por ejemplo, agujas ultra finas y cortas, de 4 mm para dispositivos tipo pluma y 6 mm para jeringas convencionales. Esto también ayudará a evitar inyecciones intramusculares.

  • Poner alarmas y recordatorios a la vista para evitar olvidos en cuanto a horario de inyección, monitoreos de glucosa y demás acciones que impliquen controlar la diabetes.

  • Apoyarse en la tecnología puede ser muy útil para informarse y aprender a realizar una correcta técnica de inyección de insulina, entre otros beneficios. Ya sea por ellos mismos o con ayuda de alguien más, pueden hacer uso de aplicaciones digitales para el control de la diabetes como BD Diabetes Care App, una fuente confiable que lleva paso a paso al paciente en el manejo de su tratamiento.

  • Es importante tomar en cuenta todos los puntos que implican una técnica de inyección correcta, como la preparación de la jeringa o pluma precargada, la preparación de la zona a inyectar, tal vez sea necesario hacer un pliegue dependiendo del área ya que la insulina se debe depositar en el tejido subcutáneo, rotar los sitios de inyección continuamente, etc. lo que llega a dominarse con disciplina, educación y entrenamiento.


Buscando fomentar el bienestar de los adultos de edad avanzada que viven con diabetes, la educadora en diabetes Arlette Ramírez concluye: “Todavía es muy importante crear conciencia en cuanto a la salud y seguridad de nuestros adultos mayores, derribar mitos, educarnos en el tema, para acabar con la desinformación y así el tratamiento con insulina prescrito por el médico sea mejor aceptado para los pacientes que viven con diabetes”.





  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon