top of page
  • IMS México

En 2023, el mercado mexicano exigirá una gestión más especializada, basada en datos y resultados


México es el hogar de empresas innovadoras que invierten para el desarrollo de soluciones especialmente dedicadas a las necesidades locales, así como también, ha sido el nido de muchos startups que están prosperando en esta era digital. A medida que las compañías mexicanas buscan crecer y expandir sus operaciones nacional o internacionalmente, necesitan encontrar una forma de hacer una mejor gestión estratégica. Siendo inteligentemente observadoras, las empresas pueden seguir las tendencias de innovación y tecnología que mueven el mercado y usarlas a su favor para alcanzar –o hasta superar– sus metas.

Con base en mi conocimiento de mercado, enlisto tres tendencias tecnológicas que pueden impulsar sus negocios en el país en 2023:

  1. Nube: movilidad, accesibilidad, facilidad

México tiene desde hace tiempo un mercado establecido para la tecnología en la nube, pero es hace poco que las empresas realmente han comenzado a invertir y apostar en esta tecnología y en sus beneficios. Según la consultora International Data Center (IDC) esta ha sido la tecnología con mayor crecimiento en el mercado mexicano: en 2020, durante la pandemia, la adopción de la nube corporativa creció 35% en el país. A nivel regional, el mismo IDC estima que crecerá un 30,4% en Latinoamérica para el 2023. Por otro lado, la consultora Gartner también predice que, para 2025, el 80% de las organizaciones habrán migrado de los centros de datos locales al alojamiento en cloud.

El cloud computing permite a las empresas tener software sin tener que invertir en costosos data centers propios ni contratar grandes equipos de desarrolladores o ingenieros. Además, el uso de la nube corporativa también resulta en un modelo distribuido y colaborativo, donde es posible acceder los sistemas a cualquier momento o lugar.

Muchas empresas cometen el error de pensar que hospedar un ERP en la nube vuelve insegura la información de la empresa. Sin embargo, lo que se percibe es lo contrario, ya que la nube suele contar con una encriptación avanzada, robustos protocolos de seguridad global y protección de la privacidad de datos, sumado a todo el soporte e inversión que su partner de tecnología dedica e invierte en esta área.

  1. Outsourcing de tecnología: zapatero a su zapato

Básicamente, de esta manera, cada uno hace lo que mejor sabe hacer. Su partner tecnológico se dedica a cuidar de toda su infraestructura de TI, mientras que el empresario, puede concentrarse en su campo de actuación.

Curiosamente, para los negocios, ser responsable del área de TI es una actividad que suele generar mucho estrés a los gerentes, porque generalmente no tienen capacitación en el sector ni el soporte necesario. Por ello, una tendencia en crecimiento es dejar ese trabajo en manos de partners especializados que entiendan de tecnología y sean capaces de hacer frente a cualquier tipo de circunstancia que se presente en su negocio, mientras usted se preocupa con el core business.

A la vez, el outsourcing de tecnología que representa un ahorro en los costos operativos. Con la tercerización de este servicio, el empresario logra una gestión más eficiente e inteligente sin los altos costos de comprar, implementar y mantener un data center propio. Esto se refleja directamente en los costos operacionales de la empresa, ya que, además del consumo energético del servidor, es necesario contar con una infraestructura física y de talento humano que cuide, mantenga y de soporte a toda esta área. Su partner tecnológico tiene todo eso y sin demandar nada extra de usted.

  1. Gestión data-driven: usa los datos a tu favor

La migración de procesos manuales a procesos automatizados tiene el objetivo de hacer que toda la organización trabaje alineada con la estrategia, enfocada en tener resultados de calidad. Si en un mercado altamente competitivo, su empresa toma decisiones basadas en la intuición, ten la seguridad de que estás perdiendo una ventaja competitiva porque tus resultados no tendrán ningún respaldo concreto. Una gestión orientada por datos (data-driven) lleva más inteligencia a los negocios, pues ofrece informaciones e insights para un análisis más profundo y certero que mitigan los riesgos y permiten una toma de decisiones más acertada. Todas las decisiones estratégicas de su empresa necesitan basarse y guiarse en datos concretos, y para eso, se debe buscar las herramientas tecnológicas correctas.

Según Mckinsey Global Institute, las organizaciones basadas en datos tienen 23 veces más probabilidades de adquirir clientes, seis veces más probabilidades de retener clientes y 19 veces más probabilidades de ser rentables y exitosas. Estos datos hablan por sí solos.

Como recomendación final, sugiero siempre perfeccionar el arte de observar. Estar atento a las tendencias del mercado que nos rodea es un diferencial muy importante. Pero, la verdadera clave es identificar la oportunidad para su negocio, saber adaptarla e implementarla de la forma más adecuada y en el momento correcto. Por suerte, para eso los empresarios no están solos y cuentan con aliados claves que están en el campo de acción junto a ellos. Recuerde escoger bien a su trusted advisor.

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon

También te puede interesar:

Otras noticias...

bottom of page