• Redacción Apyt

Educación basada en competencias, ¿el futuro cercano de la educación?

Aún con los efectos de la pandemia causada por el Covid-19 y sus diferentes variantes, los semáforos en la mayoría de los estados de país ya se encuentran en verde y amarillo; y cada vez son más las actividades que retoman una nueva normalidad, así desde el pasado mes de agosto se inició el regreso a clases presenciales en el país y desde esa fecha hasta el día de hoy cada vez son más las instituciones que vuelven a los salones de clase.


Sin embargo, el futuro de la educación aún es incierto y es importante que las instituciones no dejen de buscar nuevos planes y modelos educativos no sólo para recuperar el tiempo perdido durante la pandemia, si no para actuar ante cualquier eventualidad que se llegue a presentar.


La educación basada en competencias (EBC) no es un término nuevo pero sí es una realidad cada vez más cercana ya que es un método de enseñanza muy rápido y eficiente, que permite que el tiempo de aprendizaje se personalice en función de las posibilidades individuales del alumno y esta flexibilidad permite recuperar en poco tiempo los contenidos perdidos tras más de un año de pandemia o por cualquier otro motivo que haya llevado a un alumno a aprender menos de lo que podría en un periodo determinado.


La EBC es posible en todos los niveles educativos: En la enseñanza superior, por ejemplo, las actividades pueden hacer un mayor hincapié en la autonomía de los alumnos, mientras que en la enseñanza básica es posible desarrollarla en paralelo con las actividades propuestas para toda la clase.


D2L, líder mundial en tecnología de aprendizaje y la enseñanza, se dio a la tarea de identificar las ventajas que brinda la EBC tanto a las instituciones como a los alumnos.



  • Acelera el proceso de aprendizaje: Es un método de aprendizaje que se adapta a las posibilidades y particularidades del alumno, no se mide por el tiempo, sino por la comprensión de los contenidos, el desarrollo de habilidades y competencias, un elemento variable para cada estudiante.

  • Puede aplicarse en cualquier modalidad de enseñanza como la metodología híbrida, la enseñanza a distancia y la presencial. En el caso de la enseñanza híbrida y a distancia, el éxito dependerá también de la inclusión de la tecnología, un componente que colabora en el proceso de aprendizaje. Lo principal es que las actividades se desarrollen de forma que puedan mejorar las competencias de los alumnos a partir de un flujo de enseñanza personalizado.

  • Promueve una enseñanza flexible para que el alumno tenga autonomía en lo que va a aprender y en el tiempo de dedicación a los estudios. Además, la maleabilidad es un aspecto esencial para motivar el aprendizaje, ya que el contenido está más ligado a los intereses individuales y, por tanto, más alineado con las aptitudes y objetivos del alumno.

  • Promueve la personalización de la educación, de esta manera el estudiante puede personalizar el proceso de aprendizaje en función de sus necesidades y también de las competencias que necesita desarrollar. La personalización estimula y motiva al alumno, que ve más valor en los contenidos, y también permite a los profesores hacer un seguimiento más específico, identificando las dificultades y cualidades de cada alumno.

LOS RETOS

La necesidad de la tecnología, especialmente ante la continuidad del aprendizaje híbrido y a distancia, que seguirá siendo una tendencia incluso después de la pandemia, es el principal de los retos.

La adopción de una plataforma centralizada e integrada, como Brightspace de D2L, es esencial para implementar la EBC con mayor asertividad y claridad. Brightspace Core cuenta con diferentes funcionalidades que contribuyen al acompañamiento de los coordinadores educativos, facilita las actividades de enseñanza y estimula al estudiante. Los beneficios incluyen:


Movilidad: la plataforma está disponible en diferentes dispositivos, lo que garantiza la flexibilidad en el acceso y también una experiencia de navegación más intuitiva y satisfactoria.


Interacción: los estudiantes disponen de herramientas como el portafolio para compartir sus actividades en tiempo real, además de contenidos en diferentes formatos como texto, video, conferencias, audio y otros.


Personalización: recursos específicos para que los profesores sigan la evolución de los alumnos y dirijan los contenidos y las actividades a la medida de la experiencia de cada uno de ellos, garantizando un feedback más rico e instructivo.


Indicadores de rendimiento: informes con estadísticas sobre el rendimiento individual de los estudiantes que ayudan a tomar decisiones basadas en datos.


La elección de la herramienta es crucial para que el aprendizaje basado en competencias sea realmente personalizado y atraiga tanto a los profesores como a los alumnos.


Con información de Anaid Nava

Tags:

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon