• Redacción Apyt

¿Cambios e incertidumbre en las empresas? Cinco principios básicos para reaccionar de manera exitosa


En este mundo, lo único seguro es la incertidumbre. El cambio es constante, necesario y positivo, pero no siempre las empresas lo perciben así.

Al aprendizaje de aceptar el cambio se le llama "agilidad de cambio" y es la clave para tener éxito en este entorno de negocios en el que vivimos. Se trata de ver a los cambios como una oportunidad más que como una amenaza.

La consultora McKinsey equipara a esta habilidad con el mantenerse empleable a largo plazo, porque permite a los trabajadores adaptarse de forma continua en la medida que la economía se desenvuelve.

Para enfrentar los cambios de la mejor manera y sacar el mayor provecho de estos, Udemy Business comparte los 5 principios para ser ágiles y prepararse para lo que estos traigan.

1) Estar listo para todo. A la mayoría de los seres humanos, nos gusta tener certeza y la información necesaria sobre el futuro. Sin embargo, cuando esto no sucede, nuestro cerebro se siente amenazado y por consiguiente, es menos receptivo al cambio.

Es esencial reconocer la inevitabilidad del cambio. En este sentido, los líderes necesitan asegurarse de que sus empleados aprendan a analizar el pasado para que con base en este puedan enfrentar el futuro. De esta manera, serán capaces de crear oportunidades para que compartan lo que han aprendido y encuentren cómo pueden usar ese conocimiento frente a lo que viene.

2) Pensar “fuera de la caja”. Las habilidades generalmente se vuelven obsoletas en alrededor de cinco años, así que bajo este panorama, los líderes de las organizaciones necesitan animar a sus trabajadores a que innoven y tomen riesgos para evolucionar y seguir siendo competitivos.

No hay una metodología específica para “pensar fuera de la caja”, pero estos cuatro consejos pueden ayudar:

● Imaginar cuál es el futuro ideal, ¿cómo sería?, ¿qué estarías haciendo?, ¿quién estaría involucrado?, ¿en qué sería distinto a tu presente?, ¿qué necesitarías para hacerlo realidad?

● Identificar los obstáculos y hacer un plan para evitarlos

● Hacer una lluvia de ideas, pero no solo de cómo lograr una meta, sino de las maneras en las que se podría fallar para lograrlas

● Pensar en cinco formas para innovar de verdad

3) Reducir la subjetividad. Las emociones pueden hacer que las personas tomen malas decisiones, por ello, es importante que los líderes de las compañías inviten a sus colaboradores a replantear y reformular las situaciones, ya que está demostrado por la ciencia que esto reduce la actividad del cerebro vinculada con la emoción. Al replantear y reformular, las personas serán capaces de ver las cosas más objetivamente y de reducir los sesgos cognitivos. Si esto se practica, es posible aprender a ver las cosas de una manera más objetiva y dejar de hacer suposiciones basadas en las emociones.

4) Tolerar la ambigüedad. El cambio trae consigo que las personas no puedan conocer la situación completa de un hecho antes de que tengan que tomar decisiones al respecto. Por ello las organizaciones necesitan enseñar a sus empleados ciertos marcos de toma de decisiones, es decir, pasos y procedimientos para decidir aún sin tener toda la información disponible.

Estos dos marcos para la toma de decisiones pueden ayudar a las personas a sentirse más cómodas con la incertidumbre:

● Si se quiere lograr un objetivo, aunque este sea ambicioso, intentar tomar una decisión que pudiera ayudar a lograrlo, no importa si no se concreta de un solo paso.

● Aunque se necesite conocer más información para tomar una decisión, utilizar los datos que se tiene sobre el estado actual de las cosas para hacer una predicción realista sobre el futuro y ver a dónde puede llegar esta.

5) Comunicarse durante el cambio. Para los seres humanos, es mejor conocer con certeza que vivir sumidos en la incertidumbre, aunque el resultado sea negativo. Por ello, los líderes de las compañías necesitan aprender a comunicarle a sus equipos lo que está sucediendo y a asegurarles que recibirán apoyo en todo lo que pueda suceder después.

Incluso los líderes de las organizaciones no deben tener miedo de reconocer la propia necesidad de cambiar y desarrollarse, ya que esto hará que otras personas den el paso más fácilmente. Es importante comunicarse tan pronto sucedan las cosas, poner a los colaboradores en contexto y guiar a los equipos a través del cambio.


Con información de Imelda Vargas



  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon

También te puede interesar:

Otras noticias...