• Comunicados - Spread

Hollywood y los Oscars, origen de la innovación en estética dental


Foto: El Independiente

La ceremonia de entrega de los Oscars es uno de los acontecimientos cinematográficos y televisivos más importantes del año. Este evento ha logrado, en la última década, un promedio de 37.6 millones de espectadores, siendo 2014 el de mayor audiencia con 43.7 millones, gracias a Ellen DeGeneres, que nos dejó momentos inolvidables como el famoso ‘selfie’ con los actores del ‘front row’.

La premiación se convierte en un negocio muy rentable no sólo para la industria del cine, sino también para otros sectores. Según Los Angeles Times, la gala genera al menos 7 mil empleos directos y más de 130 millones de dólares de derrama económica.

La glamurosa noche es también el momento del año en el que se toman fotografías de un gran número de personalidades y sirve de escaparate para muchas marcas de moda y estética. Además de los tratamientos corporales, de la piel y nutricionales, también son comunes los de estética dental.

Origen de la estética dental moderna

Hollywood es el origen de muchos avances en odontología. “El cambio del cine mudo al cine hablado tuvo influencia en la estética de los actores y actrices, quienes necesitaban tener una sonrisa bonita”, cuenta el doctor Sergio Nader, Cirujano Dentista, Maestro en Odontopediatría y Director de las Clínicas Dental Arts.

En la ciudad de Nueva York se hizo la primera proyección comercial de una película sonora, en el año 1927, con la cinta The Jazz Singer. Fue en aquella época cuando especialistas en maquillaje de productoras como Metro Goldwyn Mayer o 20th Century Fox buscaron al doctor Charles Pincus, considerado como el iniciador de las carillas en porcelana, también conocido como ‘el dentista de las estrellas’.

“Este especialista revolucionó lo que se conoce en la industria como “Diseños de Sonrisa”. Los actores, actrices y artistas utilizaban las carillas, sobreponiéndolas encima de los dientes, durante la grabación y en eventos de promoción. Después se las quitaban y las guardaban. El objetivo era mejorar los primeros planos de las sonrisas de los actores”, nos cuenta el doctor Sergio Nader.

cinematic passions by miranda wilding - WordPress.com

Elizabeth Taylor, James Dean, Shirley Temple o incluso Walter Elias ‘Walt’ Disney fueron algunos de los artistas que llevaron los famosos “laminados Hollywood”.

“Pincus era un dentista muy destacado en el área de Los Ángeles y fue pionero en usar la porcelana para hacer láminas delgadas que eran pegadas en los dientes. Utilizaba el mismo pegamento que el usado para pegar las dentaduras, porque en esa época no había ninguna otra manera de pegar este material. No existía ni siquiera la resina, que se usa hoy en día como pegamento”, añade el doctor Nader.

Con el paso de los años se logró perfeccionar el método. “En 1955 el doctor Michael G. Buoncore logró usar ácido para hacer áspero el esmalte de los dientes, y así poder grabarlo para unir la carilla de forma permanente” y de hecho es considerado padre de la odontología adhesiva moderna.

Posteriormente, en 1962, el Doctor Ray Bowen desarrolla la resina para uso dental. “Esa resina, combinada con el grabado vasto del esmalte, permitía la retención de la porcelana en el diente”, explica Sergio Nader, quién considera que el padre de las carillas modernas es el doctor Calamia.

En 1983 el doctor Calamia descubrió cómo grabar la porcelana para crear aspereza en ésta y poder, mediante una resina, pegarla a los dientes. Además, fabricó por primera vez las carillas encima de un yeso especial llamado ‘refractario’. De hecho, el doctor Sergio Nader cuenta que “Calamia consultó a ingenieros aeroespaciales y ellos le explicaron que los cohetes tenían una coraza de cerámica por su resistencia a la abrasión y decidió aplicar este conocimiento a la porcelana”.

Las carillas de porcelana fueron introducidas en México en 1987 por el doctor Sergio Nader, quien asegura que actualmente son pocos los centros que las elaboran de forma artesanal. Además, los materiales y productos necesarios para su aplicación son escasos, siendo la empresa estadounidense Mirage la pionera en este sector.

Parece que la industria cinematográfica no sólo permite crear entretenimiento, sino que es motor de innovación en otros ámbitos de la ciencia y a ella debemos agradecerle el poder lucir ‘una sonrisa de cine’.

#Oscars

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon

También te puede interesar:

Otras noticias...