• Redacción Apyt @noticiasapyt

Indispensable implementar iniciativas de aseguramiento accesibles y entendibles en México


Una de las principales metas del gobierno federal, particulares y del sector asegurador para este sexenio que está por comenzar, es sin duda, la protección del patrimonio de los mexicanos y el aseguramiento de un futuro estable y sostenible. Así lo refirió Francisco Oliveros, CEO de Seguros SURA México, compañía experta en tendencias y riesgos.

Para el año 2030, el sector asegurador se propuso duplicar la participación en el Producto Interno Bruto (PIB) del país, como parte de los compromisos establecidos en el 2015 con la aprobación de la Ley de Seguros y Fianzas.

La meta será difícil de alcanzar, si las aseguradoras no implementan iniciativas innovadoras que les permitan crear productos más accesibles y entendibles para el grueso de la población.

Frente a este panorama de cambio, el sector segurador debe sumarse a modelos de protección simples, que reduzcan la apreciación de las “letras chiquitas”, que den certidumbre a las nuevas generaciones y sobre todo aumentar la capacidad de ser soluciones más que productos. Por ejemplo; Cuando se contrata un seguro de vida, es muy común que se desconozcan los derechos que se adquieren como contratante, asegurado y beneficiario.

Por ello el gremio debe ocuparse por informar los derechos, que se reciben, para tener claridad en el alcance del seguro, evitar imprevistos y estar mejor protegido.

“Se tiene un gran reto para que las personas nos siguen viendo como un sector lejano, incluso elitista y en algunos casos con la etiqueta de “abusivo”, ligado a la falta de confianza que aún existe sobre nuestra actividad. Es importante reconocer que somos un producto intangible, que solo en los casos de crisis de las personas llega a ser apreciado. Y es ahí donde la prevención juega un papel determinante, para entender el valor de estar asegurado.” indicó Francisco Oliveros, CEO de Seguros SURA México.

Actualmente, las personas pueden brindar protección a sus beneficiarios en caso de fallecimiento, o contar con protección por la pérdida de alguna parte de su cuerpo en un accidente, por poco más de 2 pesos diarios, durante un año, como sucede con el Seguro de Vida Práctico de Seguros SURA.

Los modelos de aseguramiento actuales son una excelente opción para cuidar el patrimonio de las personas. Sobre todo, si consideramos que vivimos expuestos todos los días a accidentes de diferentes índoles, personales, de trabajo o en el hogar. Si bien la idea de las aseguradoras no es infundir miedo, si lo es generar una cultura de prevención.

Actualmente, estudios de Seguros SURA han detectado que los hombres acceden más a algunos modelos de aseguramiento que las mujeres, por ejemplo, el Seguros de Gastos Médicos Mayores (GMM), donde por cada 100 mujeres sólo 17 cuentan con un seguro de GMM, contrastando con hombres, en los que aumenta la relación en 30 por cada 100.

Sin embargo, cabe destacar que hay un importante mercado sin cubrir, debido a la poca penetración no sólo del seguro, sino de la cultura de prevención y desconfianza en el sector.

Pymes, sector vulnerable

Estudios recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima un crecimiento del Producto Interno Bruto de México del 2% en promedio al cierre del 2018 y hasta el 2020. Respecto a los riesgos negativos, el estudio señala que México podría sufrir un recorte de sus exportaciones a Estados Unidos después del 2020 debido a una prevista desaceleración de la unión americana.

Esta proyección ocupa a todos los sectores económicos y no es la excepción, en el caso de las Pequeñas y medianas empresas (Pymes), al considerar que, en términos de crecimiento, es uno de los pilares económicos del país. ¿Pero qué sucede si estas Pymes no cuentan con modelos de prevención en caso de desastre o contingencia que le obligue a mudar sus operaciones de un lugar a otro?, ya sea por una inundación o alguna contingencia operativa.

Uno de los sectores que más suele tener pérdidas a causa de su poca cultura de aseguramiento y prevención es precisamente el de las Pymes. Un ejemplo de esto se vivió en los sismos de septiembre del año pasado y el de febrero del 2018 los cuales ocasionaron daños a la infraestructura y el inventario de 13,500 Pymes, de acuerdo con datos del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

La cifra cobra particular relevancia cuando recordamos la magnitud de este tipo de unidades de negocio, pues el sector Pyme representa el 99.7% del universo de las unidades económicas del país, las cuales aportan el 36% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 80% de los empleos en México. Asimismo, se estima que entre el 7% y 17% de las Pymes cuentan con algún tipo de protección.

A finales del año pasado, Seguros SURA recibió 2,487 reportes de siniestros-incluyendo Pymes-. En este sentido, Seguros SURA puso en marcha una metodología que permitió identificar edificaciones con daños con averías no típicas, para conocer si son susceptibles de repararse o no, o si requieren atención inmediata.

En cuanto a las cifras de aseguramiento de inmuebles asignadas a siniestros como terremotos, al 15 de agosto de 2018, en el sector asegurador se ha pagado más del 80 por ciento de las 73 mil 124 solicitudes de indemnización de coberturas de daños que se recibieron tras los sismos del 7 y 19 de septiembre, como lo ha confirmado la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

#SegurosSURA #AMIS

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Black Pinterest Icon
  • website_icon_Negro
  • Black RSS Icon